Conflicto entre vecinos y feriantes de plaza Alsina: "El municipio implanta el problema y desaparece"

Desde la semana pasada se viene gestando un conflicto entre los feriantes que se encontraban instalados en la plaza de 1 y 38 y los vecinos del barrio. Los feriantes necesitan trabajar, los vecinos tienen derecho a descansar y se quejan porque “el municipio implanta el problema y desaparece”.

Conflicto entre vecinos y feriantes de plaza Alsina: "El municipio implanta el problema y desaparece"

El conflicto comenzó con una supuesta orden municipal a partir de la cual, estos trabajadores debían desalojar la plaza y ocupar la rambla de 38, más específicamente el tramo entre 116 y 117.

 

Una de las vecinas de la cuadra, Fernanda, contó a LA PLATAFORMA que “el sábado pasado, llegaron los puesteros de la plaza Alsina acá a la rambla de 38 con gente del municipio ubicando los puestos para que se instalen en la rambla, entre 116 y 117. Nosotros como vecinos, salimos a presentar nuestra disconformidad porque ya teníamos un conflicto que es la feria de verduras que también produce un caos” señaló.

 

“La gente del municipio nos decía que esta nueva feria iba a estar sábados, domingos y feriados; o sea que nosotros íbamos a tener caos martes, viernes, sábados, domingos y todos los feriados” se quejó la vecina y agregó que “esta nueva feria tiene un horario de 10 de la mañana a 10 de la noche, por consiguiente no íbamos a tener paz en toda la semana”.

 

En relación al accionar de la municipalidad Fernanda sostuvo que “el municipio viene, te implanta el problema y desaparece. Entonces terminamos los vecinos peleándonos con los vecinos que vienen a trabajar porque se produce caos, porque te estacionan mal, porque te dejan mugre, porque hacen ruidos molestos; y eso es lo nosotros le transmitimos a la gente del municipio que no queríamos más. Pero nunca vino alguien con un cargo principal porque le preguntábamos quien era su jefe y no nos decían y ni siquiera nos dieron sus propios nombres” se quejó.

 

“Y como fuimos muchos vecinos que le dijimos que esto era muy caótico para nuestra cuadra, para nuestro vecindario, el hecho de sumar otra feria, se fueron, pero sin decirnos nada. No dijeron si iba a haber una solución, ni saber lo que iba a pasar la semana siguiente”.

 

.

Luego de esa experiencia infructuosa, los vecinos del barrio acudieron al ámbito político para buscar una solución y encontraron el apoyo de la concejal Marcela Ida Farroni de Acuerdo Ciudadano Platense y la Concejal FpV de La Plata, Lorena Riesgo, quienes se comprometieron a hacer un seguimiento del caso y generar un contacto eficaz entre vecinos y funcionarios.

 

Por su parte, la concejal Riesgo, contó que “a nosotros nos convocaron precisamente porque la situación que ellos (los vecinos) están viviendo es que la feria que está funcionando en plaza Alsina, hubo una decisión de la municipalidad de intervenir para que no estén más ahí y aparentemente lo que hicieron los feriantes es venir para acá y decir que se iban a instalar en la rambla”.

 

“Ante esta situación nosotros consultamos en la municipalidad qué había de cierto o no en esta decisión y las palabras del secretario de espacios públicos fueron que se queden tranquilos que en esta rambla no se va a instalar ninguna feria”.

 

En este sentido, la concejal sostuvo que “es importante que pueda venir el secretario y que escuche las inquietudes de los vecinos porque no solamente se planteó el tema de la feria si no que también se hicieron algunas observaciones por la feria de frutas y verduras, el estacionamiento y una serie de problemáticas que ya tienen de antemano y es necesario que el gobierno local los escuche como vecinos” finalizó.

 

Vecinos y trabajadores

 

Los vecinos que se encuentran en conflicto, entienden también, que los feriantes son trabajadores que necesitan trabajar, por eso es que otro de los vecinos, Julián, comentaba a este medio que “el municipio tiene que encontrar una solución definitiva y no seguir pateando el problema. Hay que encontrarles un lugar como lo tiene la feria paraguaya y otros emprendimientos de este tipo”.

 

“Moverlos 200 metros ( a los feriantes) no soluciona nada, sino que es una manera de patear el problema para adelante sin solucionar nada” se quejó otro de los vecinos afectados.

 

Compartir