Medio millón de personas salieron a la calle a repudiar a Macri

La marcha convocada por la CGT, dio lugar a que diferentes sectores de la sociedad, se expresaran en una movilización inmensamente multitudinaria, en la cual cerca de 500 mil personas repudiaron las políticas del gobierno macrista.

Medio millón de personas salieron a la calle a repudiar a Macri

Bajo ningún punto de vista se puede decir que la marcha del día martes estaba compuesta por cegetistas y moyanistas exclusivamente. Lo cierto es que la convocatoria lanzada por el triunvirato de la CGT, sirvió para que una inmensa cantidad de gente, se movilice para repudiar a las políticas del gobierno de Cambiemos.

La avenida 9 de julio estaba colmada de ciudadanos descontentos. Había Massistas, kirchneristas, peronistas y estaban presentes todas las facciones de la izquierda. Había trabajadores y también jubilados, científicos, docentes, comerciantes, industriales, estudiantes, empleados y profesionales.

"Hacía más de 13 años que no se veía tanta gente puteando a un presidente" dijo una señora que vendía gaseosas. "Mirá que a Cristina le han hecho marchas pero como esta ninguna" sentenció.

Teléfono para Macri y compañía

Ahora solo resta esperar que el gobierno tome nota del descontento social que se ha generado entre los argentinos, en estos 13 meses de gestión.

¿Serán capaces desde el gobierno, de tomar estas demandas del pueblo y convertirlas en acción política? ¿O recurrirán otra vez a los trucos comunicacionales ideados por Durán Barba para tapar la realidad y seguir haciendo sus negocios?

Indefinición del triunvirato

Ante el descontento que generó la indefinición de un paro general, algunos sectores entendieron que deben prescindir de las directivas de una cúpula sindical que no los representa y pusieron una fecha de paro auto convocado para el 30 de marzo.

¿Será esa la fecha del paro general, finalmente? ¿Qué va a pasar con la, cada vez más desgastada cúpula del gremio? ¿Tendremos una CGT combativa y representativa del interés de los trabajadores? ¿O seguirá en manos de personajes endebles y genuflexos ante el poder real?

Compartir