Una ley para que la atención en bancos no supere los 30 minutos

Desde diputados, impulsan un proyecto de ley que obliga a las entidades financieras a atender a sus clientes en un tiempo menor a 30 minutos cuando el motivo de su concurrencia sea realizar cualquier tipo de operación en líneas de caja.

Una ley para que la atención en bancos no supere los 30 minutos

“El proyecto de ley busca introducir en la provincia de Buenos Aires los principios que rigen la protección de los derechos de Usuarios y Consumidores, en este caso en la prestación de servicios financieros de bancos o entidades y el respeto al Trato Digno”, explicó uno de los diputados que impulsan esta iniciativa, Marcelo Di Pascuale.

 

La iniciativa establece que, habiendo transcurrido dicho lapso de tiempo y no fuera atendido, el usuario podrá requerir atención preferencial en la ventanilla que la entidad deberá habilitar al efecto.

 

En ese sentido, el diputado perteneciente al Frente Renovador detalló que “se debe garantizar el pleno respecto al usuario o consumidor, sea o no cliente de dicha entidad particularmente cuando concurre a realizar trámites en ventanilla que no requieren atención personal individual que implique asesoramiento previo a tal fin”.

 

“Intentamos subsanar los excesos cometidos a lo largo del tiempo por diferentes agentes de la economía, en este caso las entidades financieras, en perjuicio de la parte más débil que son las personas que deben indefectiblemente concurrir a efectuar los más diversos trámites personales-económicos, sin posibilidad real de elegir otra alternativa”, resaltó el diputado renovador sobre la iniciativa ingresada en la Cámara de Diputados.

 

Asimismo, completó: “Consideramos adecuado proveer las herramientas legales necesarias para hacer operativos los derechos y garantizar su pleno e irrestricto ejercicio, una sociedad que hace operativos los derechos de los usuarios y consumidores es una sociedad más justa, menos conflictiva, para poder lograr la paz social”.

 

 

Fuente: Que circule

 

Compartir